Cómo cuidar el cuero cabelludo

Mantener un cuero cabelludo cuidado es sinónimo de pelo fuerte, bonito y sano. Agentes externos como la suciedad, el exceso de grasa, la sequedad, pueden hacer que el cuero cabelludo se vea afectado y aparecer caspa, caída de cabello, etc.
[!adsenseamp!]
Para tener un cuero cabelludo sano es fundamental tenerlo limpio. Las impurezas pueden obstruir el poro del pelo y obstaculizar la nutrición del folículo piloso, y esto provoca su caída, que se debilite, se rompa… No significa que tengamos que lavarnos el pelo muy a menudo, de hecho, recomiendan hacerlo cada tres días, permitiendo así que el cuero cabelludo se seque bien y el pelo pueda elaborar sus aceites naturales propios. Cuando nos lavemos el pelo, nos daremos un suave masaje, utilizando un champú natural que sea adecuado para nuestra piel y nuestras características.

Masajearlo a diario, mientras vemos la tele o hacemos algo, es muy importante. Si masajeamos el cuero cabelludo conseguimos que el oxígeno y los nutrientes circulen mejor y eliminaremos el polvo o suciedad que pueda haberse quedado. Debe hacerse en círculos, apretando con las yemas, y con la cabeza inclinada.

Las mascarillas también nos ayudan a mantener el cuero cabelludo sano. Podemos elaborar una natural a base de yogurt natural con miel pura, que revitaliza y regenera. Si tenemos algo de sequedad podemos cambiar la miel por gel de aloe para hidratar.
[!adsense!]
Otro aspecto básico que influye en que el cuero cabelludo se encuentre saludable es la alimentación. Si faltan nutrientes se veré afectado, por eso es importante comer pescado, zumo de vegetales frescos como zanahoria o apio, nueces, almendras, etc. Es importar contar con un buen aporte de hierro, azufre, magnesio, zinc y vitaminas A, B y C. También hacer ejercicio afecta a la salubridad del cuero cabelludo, ya que hace aumentar el flujo de sangre hacia todas las partes del cuerpo.

Ahora sobre todo de cara al verano nuestro cuero cabelludo puede sufrir más agresiones debido al efecto del sol y del agua del mar o piscina. Agua de mar y sol hacen que se seque el tallo capilar; se recomienda para tratarlo que, después de bañarnos en la playa, nos lavemos el pelo con champú suave y agua tibia. Además, los aires acondicionados en este tiempo (y por contra el aire seco y caliente en invierno) también sientan fatal al cuero cabelludo, por eso debemos extremar los cuidados aplicando, por ejemplo, mascarillas o acondicionadores hidratantes que restablecen las reservas de hidratación. Si notamos picor, caspa o molestias, deberemos evitar utilizar secador o plancha del pelo ya que el calor que dan todavía reseca más el cuero cabelludo.

Written By
More from Margot
Bálsamo de tigre, ungüento natural chino
El bálsamo de tigre es una pomada elaborada con ingredientes naturales que...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *